DONA vida al planeta

La campaña


Qué es RAEE Andalucía


RAEE Andalucía, impulsado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y con el apoyo de los Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP) que operan en la región y que son AmbilampEcoasimelecEcofimáticaEcolecEcolumEco-Raee’sEcotic y ERP-España, tiene por objeto concienciar sobre la importancia de la correcta gestión de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) para la sociedad, y mediante la campaña #DonaVidaAlPlaneta contribuir a la conservación del medio ambiente a través del reciclaje de RAEE en todo el territorio.

Dona vida al Planeta


La donación es uno de los gestos más solidarios y desinteresados que se producen entre personas y que ayuda cada año a salvar miles de vidas. ¿Y si nuestro planeta pudiera beneficiarse de la misma manera? Sin duda hay algo que podemos donar para ayudar al planeta evitando la contaminación y explotación de recursos a través del reciclaje.

Mediante el reciclaje de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que ya no usamos, estamos dando una nueva oportunidad al planeta y una mejor calidad de vida a todos lo que en ella vivimos. Tu colaboración es fundamental para tomar este nuevo camino hacia la nueva vida.

Todos los electrodomésticos están fabricados con materias primas obtenidas del medio ambiente, muchas de ellas no renovables. Aunque a través del reciclaje, materiales como el cobre o el aluminio pueden ser reutilizados en otros nuevos productos. De este modo, evitamos el daño medioambiental que se produce en la extracción de los mismos, ya que podemos llegar a reutilizar hasta el 90% de sus piezas.

La segunda edición de la campaña #DonaVidaAlPlaneta recorrerá toda Andalucía del 7 de octubre al 15 de noviembre de 2019 con puntos y rutas informativas en diferentes centros comerciales, municipios y universidades de cada provincia andaluza, además de las propias capitales, con el objetivo de fomentar la correcta gestión de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) y dar a conocer las ventajas medioambientales, sociales y económicas derivadas de ello. Asimismo, informaremos a la ciudadanía de las distintas vías de gestión de RAEE de las que dispone en función del tipo de residuo del que se trate.

Durante todo el tiempo que dura la campaña, se llevarán a cabo visitas informativas simultáneas en varios puntos de la región, distribuyéndose la parte oriental y occidental de la misma, informando de este modo al mayor número de ciudadanos posible sobre la importancia de la reutilización, el concepto de economía circular y el reciclaje de RAEE.

Todos los días de la campaña el evento de street marketing visitará un punto de Andalucía donde se instalará, en un centro comercial, el punto informativo. Asimismo, nuestros informadores recorrerán toda la región en patinete eléctrico y visitaremos cuatro municipios cada día de la campaña, dos pertenecientes a la parte oriental y otros dos a la parte occidental. También estaremos presentes en las universidades andaluzas para informar y concienciar sobre el correcto reciclaje de RAEE. Todos aquellos que deseen participar en la campaña y dar una nueva vida al planeta podrán asistir a cualquiera de los puntos informativos. Consulta tu punto más cercano aquí.

El reciclaje da vida y tu apoyo es fundamental. #DonaVidaAlPlaneta



Qué son los RAEE y la importancia de su reciclaje


Los RAEE son residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que han llegado al final de su vida útil y que proceden tanto de hogares particulares como de usos comerciales y profesionales. Los podemos identificar si para funcionar han necesitado pilas, baterías o estar enchufados a la corriente eléctrica, o mediante este símbolo que puede aparecer en el manual de instrucciones, en la caja, en el etiquetado o en el producto.

símbolo aee

La correcta gestión de estos residuos de aparatos eléctricos y electrónicos a través de la reutilización y el reciclaje, es parte fundamental para la conservación del medio ambiente, además de evitar la contaminación y explotación de recursos, apoyando el concepto de Economía Circular, que tiene por objeto reducir tanto la entrada de los materiales y la producción de desechos vírgenes, cerrando los bucles o flujos económicos y ecológicos de los recursos. Asimismo, también contribuye al desarrollo económico y a la generación de empleo verde en la región ya que todos los actores involucrados en los procesos de reparación, reutilización y reciclaje de RAEE dan trabajo a miles de personas.

El Real Decreto 110/2015 sobre RAEE agrupa este tipo de residuos en 7 categorías y que a continuación te mostramos:

1. Aparatos de intercambio de temperatura

En esta categoría podemos encontrar aparatos tan comunes como frigoríficos, congeladores, aparatos de aire acondicionado o radiadores de aceite, entre otros.

2. Monitores, pantallas y aparatos con pantallas de superficie superior a los 100 cm²

En esta categoría el Real Decreto agrupa las pantallas, monitores, ordenadores portátiles, incluso tipo “notebook”, todos ellos con una superficie superior a los 100cm².

3. Lámparas

Lámparas fluorescentes rectas, lámparas fluorescentes compactas, lámparas fluorescentes, lámparas de descarga de alta intensidad, incluidas las lámparas de sodio de presión y las lámparas de haluros metálicos, lámparas de sodio de baja presión y lámparas LED. Recuerda que las de filamento y las halógenas no son reciclables.

4. Grandes aparatos (con una dimensión exterior superior a 50 cm)

Seguro que alguna vez has tenido que cambiar la lavadora o el lavavajillas, pues junto a otros aparatos como las secadoras, los hornos eléctricos, los aparatos de reproducción de sonido o imagen, grandes impresoras, grandes máquinas tragaperras, entre otros, son considerados RAEE y pertenecen a la categoría 4.

5. Pequeños aparatos (sin ninguna dimensión exterior superior a 50 cm)

Por otro lado, los pequeños aparatos cuya dimensión exterior no superen los 50 cm también serán un RAEE cuando dejen de funcionar. Tales como aspiradoras, máquinas de coser, planchas, tostadoras, juguetes eléctricos o electrónicos, relojes o calculadoras, entre otros.

6. Aparatos de informática y de telecomunicaciones pequeños (sin ninguna dimensión exterior superior a los 50 cm)

Seguro que guardas algún teléfono móvil en un cajón y seguro que ya no vas a volver a usarlo, no lo almacenes, recíclalo. Este es uno de los RAEE que se incluyen en la categoría 6, junto a GPS, calculadoras de bolsillo o cartuchos de impresión y tóner con partes eléctricas, considerados estos últimos RAEE desde mediados de 2018.

7. Paneles fotovoltaicos grandes (con una dimensión exterior superior a 50 cm)

Según se establece en el anexo III del real decreto, la Directiva de 2012 reduce estas categorías a 6 pero se ha considerado adecuado separar los paneles fotovoltaicos en una nueva categoría dada la singularidad de este tipo de aparatos, de larga vida media y perfil profesional para que no distorsione las cuotas y objetivos de recogida anuales del resto de aparatos eléctricos con características más similares.

¿Qué hago con mis RAEE?


Una vez que los aparatos eléctricos o electrónicos han llegado al final de su vida útil, existen varias opciones, todas ellas gratis, para su reciclaje, ya que dispones de varios puntos para depositar tus RAEE:

  1. Los puntos de venta de los distribuidores o tiendas.
  2. Las instalaciones de recogida de las Entidades Locales.
  3. Las redes de recogida de RAEE domésticos establecidas por los productores.
  4. Los gestores autorizados para la recogida de RAEE.
  5. Entidades sociales sin ánimo de lucro.

¿Qué es la Economía Circular?


La Economía Circular es una estrategia que tiene por objeto reducir la entrada de los materiales y la producción de desechos vírgenes cerrando los bucles o flujos económicos y ecológicos de los recursos.

De este modo, resulta imprescindible apostar por un modelo productivo basado en el reciclaje como factor fundamental para el aumento de la eficiencia y la evolución hacia un modelo de economía circular. La Economía Circular está basada en las denominadas 3R´s y cuyo modelo se centra en reducir, reutilizar y reciclar. Es importante apostar por este modelo que nos permite aprovechar, a través del reciclaje, los materiales que se encuentran en los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) para la fabricación de nuevos productos.

Jerarquía de residuos: la reutilización


La gestión de los aparatos eléctricos y electrónicos (AEE) y los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) pueden clasificarse según establece la jerarquía de residuos, que se divide en 5 estamentos, y que define la prevención, la preparación para la reutilización, el reciclado, otro tipo de valorización o la eliminación en última instancia. Estos estamentos se sitúan de más a menos favorable, por lo que debemos apostar, siempre que sea posible, por la prevención y la reutilización de nuestros aparatos eléctricos y electrónicos.

La prevención se sitúa en la cúspide y es la opción más favorable, puesto que el mejor residuo es el que no se genera. Para ello, es importante apostar por medidas y hábitos que conlleven a prevenir generar cualquier tipo de residuo siempre que sea posible, como por ejemplo, destinando los AEE domésticos a un segundo uso mediante su entrega a entidades sociales sin ánimo de lucro. Asimismo, la preparación para la reutilización es también un estamento fundamental en la jerarquía de residuos que señala la importancia del ecodiseño, ya que a través del modo de fabricación, embalaje y envío del producto influye en las posibilidades para la posterior reutilización del producto.