DONA vida al planeta

Blog


La importancia de seguir un modelo de economía circular

25/09/2019 RAEE Andalucía

La economía circular es una estrategia que tiene por objeto reducir la entrada de los materiales y la producción de desechos vírgenes cerrando los bucles o flujos económicos y ecológicos de los recursos.

De este modo, resulta imprescindible apostar por un modelo productivo basado en el reciclaje como factor fundamental para el aumento de la eficiencia y la evolución hacia un modelo de economía circular.

El análisis de los flujos físicos de recursos proviene de la escuela de pensamiento de la ecología industrial en la cual los flujos materiales son de dos tipos, nutrientes biológicos, diseñados para reintroducirse en  la biosfera sin incidentes, y nutrientes técnicos, los cuales están diseñados para circular con alta  calidad en el sistema de producción pero no vuelven a la biosfera.

El término abarca más que la producción y consumo de bienes y servicios, incluyendo un cambio de combustibles de fósiles al uso de energía renovable, y la función de diversidad como característico de resiliencia y sistemas productivos.

¿Sabes la diferencia entre Economía Circular vs Economía Lineal?

Debemos tomar conciencia de la importancia de seguir un modelo de economía circular, apostando así por un modelo productivo basado en el reciclaje como elemento esencial para el aumento de la eficiencia. Vivimos en un mundo cuyo principal pensamiento es que habrá una oferta constante de los recursos de los que podremos hacer un uso ilimitado. Un pensamiento equívoco, ya que para fabricar muchos de los aparatos eléctricos y electrónicos que usamos diariamente es necesario extraer recursos naturales del medio ambiente, muchos de ellos no renovables. Sin embargo, el ímpetu en dejar de lado la economía lineal (adquisición-uso-deshecho) para pasar a una economía circular y el uso de las 3R (reducir-reutilizar-reciclar), está creciendo cada vez más. 

El reciclaje de los aparatos eléctricos y electrónicos que han quedado inservibles, y que una vez llegados a este punto se convierten en un RAEE (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos), es esencial para la economía circular pues nos permite aprovechar los materiales que se encuentran en este tipo de residuos para la fabricación de nuevos productos, evitando así la extracción de nuevas materias primas. Este proceso se denomina como “reutilización” y forma parte de las mencionadas 3R.

Como ya hemos dicho, la economía lineal se basa en el concepto de adquirir-usar-eliminar. Probablemente no serás el primero ni el último en comprar un móvil nuevo a pesar de que el tuyo todavía funcione o en buscar un ordenador de última generación porque el tuyo “se ha quedado antiguo”. Realmente no somos conscientes de los riesgos y consecuencias que esto supone para el medio ambiente.

Cabe destacar que el reciclaje es un elemento esencial para la economía circular, pues nos permite aprovechar los materiales que se encuentran en los residuos para la fabricación de nuevos productos, evitando así la extracción de nuevas materias primas, es lo que llamamos “reutilización”. En el caso de la economía lineal, este proceso se pierde, pues se lleva a cabo la eliminación por completo de los productos, sin la posibilidad de reutilizar los residuos, o parte de ellos, para la fabricación de productos nuevos.  Está claro que debemos seguir un modelo de economía circular que nos permita dar una segunda vida a nuestros residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Es el momento de llevar a reciclar tus viejos aparatos eléctricos y electrónicos y, ¡donar vida al planeta!